La importancia de la hidratación en el deporte, un asunto serio!

LA HIDRATACIÓN EN EL DEPORTE:
UN ASUNTO SERIO E IMPORTANTE PARA LA SALUD Y EL RENDIMIENTO

La práctica del ejercicio físico provoca un aumento de la sudoración y, por lo tanto, un incremento de la necesidad de hidratación en nuestro organismo.

En este articulo les voy a aclarar muchas dudas que igual muchos de nosotros ya sabíamos o teníamos algunas nociones y que, sin duda, en estas épocas del año en las que la elevación de las temperaturas es evidente, viene bien tener muy en cuenta.

Para una persona adulta la ingesta de agua recomendada oscila en torno a los 2 litros/ día, pero esta cantidad puede ser superior en caso de clima adverso (mucho calor) o actividad física intensa. Existen factores que influyen en las cantidades a ingerir como: el tipo y duración de la actividad física, las características del ambiente y las cualidades propias de cada individuo.

Mas de un 60% de nuestro organismo está compuesto por agua y en la realización de cualquier tipo de deporte se pierde parte de la misma a través del sudor, por ello, es muy importante su ingesta, antes, durante y después de la práctica deportiva. Además, también hay que tener en cuenta que a través del sudor se pierden muchas sales minerales y, para ello, suelo recomendar, por un lado, la toma de los ELECTROLITOS en pastillas que son para tomar una cápsula por cada 40 minutos de ejercicio intenso; por otro lado, recomiendo el uso del RECOVERY+  que es para tomarlo justo tras la finalización de la actividad física.

Tras correr una hora nuestro organismo puede perder en torno a unos 1.8 litros,  0.5 litros de una hora de natación, 1.5 litros después de un partido de futbol…las necesidades de hidratarse pueden variar en cada individuo de acuerdo a factores internos (la edad, el sexo…) y  factores externos (la intensidad y duración de la actividad física, la temperatura, la humedad, el tipo de ropa…).

Cuando no reponemos el líquido perdido durante el desarrollo de una actividad física se llega a un estado de deshidratación que puede desembocar en diversos efectos secundarios que repercuten, no solo al rendimiento físico, sino también a tener consecuencias en la salud.

HÁBITOS DE HIDRATACIÓN ADECUADA

Por tanto, mantener unos hábitos y pautas de hidratación adecuados juegan un papel importante y entre ellos destacamos:

  • Facilita el transporte de nutrientes, vitaminas y minerales a través del organismo.
  • Activa las enzimas esenciales para suministrar la energía que necesita el cuerpo.
  • Favorece la eliminación de impurezas y toxinas del organismo.
  • Lubrica y proporciona soporte estructural a los tejidos y articulaciones.

Además, mantener un equilibrio hídrico constante tiene un papel de vital importancia en la regulación de la temperatura corporal, ya que durante el ejercicio físico entorno al 75% de la energía empleada se elimina en forma de calor y, gracias a la evaporización del sudor a través de la piel, el cuerpo es capaz de mantener la actividad muscular sin producirse una elevación excesiva de la temperatura corporal.

Por lo tanto, como medida estándar se recomienda beber antes de una prueba o ejercicio unos 500 ml 1-2 horas previas; durante entre 100-200 ml cada 15-20 minutos; y después alrededor del 150% del peso perdido.

SÍNTOMAS DE LA DESIDRATACIÓN

Cuando la deshidratación avisa podemos presentar algunos de los siguientes signos y dependiendo de cómo sean se pueden establecer diferentes tipos de deshidratación:

  • Este síntoma puede ir acompañado de pérdida de apetito, malestar, fatiga, debilidad y dolor de cabeza, es una deshidratación leve.
  • Tener la piel seca o con pérdida de elasticidad, escasa producción de orina o que ésta sea de un color oscuro, son síntomas de una deshidratación moderada.
  • Sentir espasmos musculares, problemas de equilibrio, confusión mental, dificultad para hablar, así como aumento de la frecuencia cardíaca y de la temperatura, nos indican una deshidratación severa.

CONSEJOS PARA UNA BUENA HIDRATACIÓN

A continuación dejo algunos consejos a tomar en cuenta para una buena hidratación durante la actividad física:

  • Beber aún sin tener sed, porque cuando ya esperemos a tener mucha sed igual ya estamos deshidratados.
  • Beber a pequeños sorbos y regularmente.
  • Hay que evitar beber agua durante momentos de alta frecuencia respiratoria, ya que, en la ingesta de la misma en esos momentos priva a nuestro cuerpo de oxigeno, por ello es mejor buscar momentos de menos esfuerzos.
  • Tenemos también la opción de reponernos de electrolitos y además glucógeno tomando ENDORTARGO, que se añade en el agua que nos llevamos a nuestro entrenamiento, evitando de esta manera la deshidratación y aparición de “pájaras” indeseadas.

En definitiva, para un mejor rendimiento, evitar sustos y estar sanos el hecho de beber agua o tomar algún tipo de suplemento que nos ayude en la hidratación de nuestro organismo es tan importante como el propio entrenamiento en sí.

DUDAS

Si tienes alguna duda sobre tu hidratación, puedes dejarnos tu comentarios aquí abajo y te responderemos encantados! Recuerda... con la salud no se juega! ;)

Comentarios (1)

    • Luis
    • 2020-08-01 21:22:06
    Interesante artículo!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Acepto la política de privacidad y aviso legal.